Seleccionar página

Los errores al sublimar son una constante en cualquier empresa dedicada a este ramo. Esto porque la sublimación es un técnica sutil, que requiere de varios pasos donde un error, por pequeño que sea, puede afectar el trabajo final.

Hoy les queremos hablar, precisamente, de los errores al sublimar. Porque aunque es imposible evitarlos en su totalidad, podemos minimizarlos si tomamos algunas sencillas medidas.

1.- Banding.

Esto es cuando en la impresión se forman líneas rectas con poca o ninguna presencia de tinta. Una de sus causas puede ser la obstrucción de los cabezales del equipo o que, simplemente, uno de los cartuchos se quedó sin tinta. 

Una manera de minimizar la presencia del banding, es imprimir todos los días los colores para que se mantenga el flujo de la tinta. También hay que tomar en cuenta la limpieza periódica de los cabezales lo cual reduce aún más este tipo de errores al sublimar.

2.- Olvidar imprimir a la inversa. 

Otro de los errores al sublimar es cuando no se imprime a la inversa. Esto es, cuando la impresión no es un reflejo tipo espejo del original. Es un error muy común ya que tendemos a imprimir de la manera tradicional. 

Una solución es anotar en el papel de sublimar la leyenda “imprimir modo espejo”. Parece algo tonto, pero puede dar resultados. 

3.- Error en el tiempo y la temperatura de la sublimación.

Este error al sublimar es típico en los principiantes. Como cada artículo tiene un tiempo y temperatura para un resultado óptimo, lo mejor es crear una hoja guía la cual será colocada donde imprimimos y también donde pisamos para la sublimación.

La redundancia de la información es mejor que cometer un error que puede resultar costoso.

4.- Humedad.

Otro de los típicos errores al sublimar. Cuando utilizamos una prensa a 200 grados centígrados, la humedad acumulada en el material se transformará de inmediato en vapor lo cual afectará la tinta y la calidad de la impresión.

Para evitar esto es importante mantener el papel para sublimación en áreas secas. En caso que el papel haya acumulado algo de humedad, basta con colocarlo en la plancha encendida, pero sin cerrar. 

El calor transferido hará que la humedad se evapore, evitando los problemas y obteniendo un resultado de alta calidad. 

Conclusiones.

Como vemos, cometer errores al sublimar es mucho más común de lo que se pensaba. Por suerte, las soluciones son sencillas. Pero sobre todo, debemos desarrollar una metodología de trabajo lineal, paso por paso, que nos permita detectar los errores y evitarlos lo que nos ahorrará malos momentos, disgustos con los clientes y pérdida de dinero.

¿Te gustó el artículo de hoy? ¿Has pasado por alguno de estos problemas? ¿Cuáles otros agregarías? Te invitamos a suscribirte a nuestra página web y seguirnos por nuestras redes sociales para que te mantengas al tanto de las últimas noticias del diseño, la publicidad y la sublimación.

Abrir chat
Hola! ¿En que te podemos Ayudar?
Powered by