Seleccionar página

El diseño gráfico en la publicidad es un tema que parece no tener fin, a pesar que es evidente (o debería serlo) su gran importancia en la contundencia del mensaje.

Aclaremos que cuando hablamos de diseño gráfico no nos referimos a dibujos y letras colocadas para llenar un espacio. Esto no es diseño gráfico. Es barato (sí, barato, pero no económico), pero poco práctico y en muchos casos, hasta contraproducente para la imagen de una marca.

 

El diseño gráfico en la publicidad: sí porque sí.

Como explicamos arriba, el diseño gráfico en la publicidad no es colocar elementos visuales para rellenar un espacio. En realidad, se trata de reforzar el mensaje con el apoyo de las imágenes, tipografías, colores y composición. 

Tomemos un ejemplo: Si vamos a promocionar una bebida y queremos asociar esta al calor, no se hará uso de colores fríos como el azul o verde, sino que se buscará generar calor con rojos y amarillos. 

Además, haríamos uso de imágenes relacionadas con sitios cálidos como el mar o el desierto. 

Los elementos fríos, por otra parte, estaría ubicados en las cercanías de la imagen de la bebida o de su nombre para generar contraste y recordación. 

¿Mucho trabajo para transmitir un mensaje? Si, puede ser. Pero el alcance y engagment de dicho mensaje lo justifica. 

 

Una imagen vale por mil palabras.

Y un diseño gráfico en la publicidad vale por toda una campaña. Esto quiere decir que todo el esfuerzo de los redactores, medios, productores, etc., se pueden desvanecer si el diseño gráfico no está a la altura del concepto general.

Un caso de estos lo tenemos en un desacierto en el que incurrió en 2007 el gigante IBM en un mensaje que provocó tan fuertes reacciones de rechazo que la empresa tuvo que disculparse. 

¿Cuál fue el diseño gráfico del escándalo?

 Aviso Intel

Aunque el copy del aviso era “multiplique el rendimiento de su computadora y también maximice el potencial de sus empleados”, este aviso fue acusado de racista y de apología a la esclavitud. La razón es evidente: un grupo de corredores afro-americanos inclinados ante un ejecutivo blanco. Bastaba incluir a corredores de otros grupos étnicos para que el aviso fuera un éxito. Pero la gráfica acabó dando un mensaje contrario, negativo y que representó un golpe a la imagen de la marca.

 

Y por otro lado…

Por otra parte, una reconocida marca de insecticida aprovechó el éxito de un personaje de comic para diseñar una campaña 100% visual, donde el diseñador demostró una impresionante y efectiva capacidad de síntesis. El resultado, por supuesto, fue memorable. ¿Quiere verlo?

Spiderman Baygon

 

Conclusiones.

Como es evidente, el diseño gráfico en la publicidad no es algo que se deba tomar a la ligera. Es mejor invertir en un diseñador capacitado que en alguien sin capacidad de comunicación visual que afecte en forma negativa la imagen de su empresa. 

¿Te gustó el artículo? ¿Qué diseño recuerdas como el mejor y cuál como el peor? Comparte tu opinión con nosotros y dinos qué sobre tema te gustaría que habláramos en futuras publicaciones.

Te invitamos a suscribirte a nuestra página web y a seguirnos por nuestras redes sociales para que te mantengas al día con la más interesante información sobre el apasionante mundo del marketing y diseño.

Abrir chat
Hola! ¿En que te podemos Ayudar?
Powered by